El blog de la Jamonería

Comida rápida

No es ajeno a nadie que la vida que llevamos en la actualidad es muy distinta de la que llevábamos hace, sin ir más lejos, 20 años.

En muchas ocasiones la esclavitud de los horarios y el hecho de que siempre busquemos facilidades para nuestra vida,o simplemente el gusto personal, terminan llevándonos (a unos más y a otros menos, eso si...) a recurrir a la conocida como comida rápida.

Lo que es curioso es cómo utilizamos el término de "comida rápida" para referirnos a las hamburguesas, las pizzas o los kébab por ejemplo, y digo que es curioso por que en mi opinión tampoco es una comida tan rápida. 

Me explico: la mayor parte de las veces, la conocida como comida rápida, antes de estar en la hamburguesería o la pizzería de turno, sufre un largo proceso de precocinado, que hace que el término en cuestión ya no sea tan preciso.

Por otro lado, habrá quien opine que lo rápido de esta comida viene dado por el tiempo que tardan en preparárnosla, pero teniendo todo preparado, tampoco tiene tanto mérito, es decir, tardan más tiempo en prepararte una pizza que en servirte un menú del día en cualquier restaurante .

Tampoco creo que el término "comida rápida" haga referencia al tiempo que tardamos en comerla ya que eso es muy relativo.

En este post no voy a entrar a judgar si la comida rápida es más o menos sana, pero lo que para mi está claro es que la comida rápida no es tan rápida, al menos no más que una ensalada, un bocadillo de chorizo o un buen plato de jamón y queso.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: